El Palacio de Justicia es uno de los edificios más grandes del mundo y una de las visitas imprescindibles de Bruselas tanto por su majestuosidad como por la belleza de su interior. Fue construido entre 1866 y 1883 bajo el reinado de Leopoldo II y fue diseñado por el arquitecto Joseph Poelaert, quien no pudo ver terminada su obra al fallecer en 1879. Como todas las obras encargadas por el rey Leopoldo II, era de tamaño colosal y pretendía dar muestra del poderío de Bélgica en aquel momento.
Su construcción no estuvo exenta de polémica, pues para llevarla a cabo se tuvieron que demoler cerca de 3000 viviendas. Además, el arquitecto realizó continuas modificaciones y el presupuesto inicial, ya desorbitado para la época, se multiplicó por 10. Este palacio es la sede del Poder Judicial y de los Tribunales de justicia de Bélgica. Su tamaño es superior a la Basílica de San Pedro de Roma, con una superficie construida de 26.000 m2. 
Su estilo es ecléctico de inspiración grecorromana clásica. El exterior del edificio recuerda a las construcciones de las antiguas civilizaciones de oriente gracias a la unificación de elementos de diferentes estilos como el asirio, el egipcio, el jónico o el dórico.
La sala más importante del edificio, conocida como La Salle des Pas Perdus o la sala de los pasos perdidos está coronada por una grandiosa cúpula de 104 m de altura que te dejará sin palabras. Desde esta sala se accede a los corredores que conducen a las distintas dependencias. El palacio cuenta con 27 salas de tribunales, 8 patios y 245 salas para distintos usos. Las grandes dimensiones del palacio, las estatuas, los pilares y las escalinatas impresionan a quien lo visita. 
Al final de la 2a guerra mundial, en vísperas de la liberación de Bruselas, el palacio fue incendiado por los alemanes. Como consecuencia del incendio se derrumbó la cúpula y parte de la construcción quedó dañada. Hacia 1947 se restauró la mayor parte del edificio y se construyó una cúpula 2 m más alta que la original.
Cuando finalizaron las obras era el edificio más grande del mundo, y hoy sigue siendo uno de los más espectaculares. Sin embargo, el exterior puede decepcionar a primera vista al estar cubierto de andamios, pero debes saber que lleva así varias décadas y estos sirven para dar solidez al edificio, que se construyó en terreno pantanoso. Te aconsejo traspasar los andamios y adentrarte en el interior para disfrutar de su belleza y majestuosidad.
Es TOP por su belleza y su majestuosidad
Es ideal como punto de partida para visitar Les Marolles, pues permite tener una visión general de la parte baja de la ciudad 
No te pierdas verlo iluminado de noche
Palacio de Justicia
Place Poelaert 1, 1000 Bruselas
Horario: de lunes a viernes de 8h00 a 17h00
Entrada gratuita
Suscríbete a la newsletter más molona de la ciudad y descarga tu ruta Bruselas TOP en 24 horas