Un café con Maria Adela

Nos tomamos un café con María Adela d’Estienne d’Orves, interiorista y propietaria de la empresa de renovación y decoración Moldurama. Esta segoviana, cuyo interés por la creación y el diseño comenzaría a una edad temprana, reconoce disfrutar como una niña dando rienda suelta a su imaginación para crear espacios que hagan felices a las personas que los habitan.

¿Quién eres y desde cuándo vives en Bruselas?

Me llamo María Adela d’Estienne d’Orves, soy española pero tengo un fuerte vínculo con Venezuela, donde conocí a mi marido, de origen francés, y residí casi 25 años. Vivo en Bruselas desde septiembre de 2017.

¿A qué te dedicas?

Desde hace 24 años me dedico a la renovación y decoración integral de espacios tanto de carácter público como privado. Mi trabajo comprende desde el asesoramiento para cambiar el color de un espacio o la realización de una pequeña reforma, hasta la completa transformación del mismo.

Paralelamente también me dedico a la promoción de pintores en España y  Bélgica.

¿Dónde te formaste?

Comencé mi formación en la Escuela de técnicas de Dibujo y Diseño Antonio Machado de Segovia. Cursé estudios en la Escuela Española de Diseño Integral y Moda de Madrid, actualmente IADE, y en el Instituto Textil J. Balanza de Barcelona.
Además, he asistido a diversos seminarios en España, Italia y Colombia .

¿Qué significa para ti decorar?

Para mi la decoración es mi vida, mi pasión, y a través de mi trabajo intento crear espacios donde se sientan felices las personas que viven o  trabajan en ellos.

¿Cómo descubriste tu vocación por la decoración?

Desde que tengo memoria, mi forma de abstraerme de lo cotidiano, siempre ha tenido que ver con la creación. Adoro dibujar, bordar, fotografiar y visitar exposiciones de arte que luego me sirven de inspiración para mi trabajo.

¿Desde cuándo ejerces como decoradora?

Mi experiencia laboral siempre ha estado ligada al diseño y a la decoración. Al poco tiempo de iniciar mis estudios en Madrid fui seleccionada por la empresa Adini España, donde permanecí hasta completar mi formación. Después trabajé en Intexaco en Alicante hasta que me trasladé a Venezuela en 1992.

Al llegar allí fundé Moldurama, una empresa dedicada a la renovación y decoración. Decoramos cientos de espacios privados para uso propio o ajeno, y públicos como clínicas, restaurantes, casinos, hoteles…

Con el paso de los años nacieron Moldurama Cosas de Casa, especializada en la venta de productos para el hogar y Moldurama Galería para promover las obras de artistas nacionales e internacionales.

¿Cuál ha sido el proyecto más bonito que has hecho hasta ahora?

La restauración del retablo mayor, los 2 laterales y la silla de la Virgen de la Divina Pastora del Santuario de Santa Rosa, en Venezuela.
Es el tercer lugar de peregrinación más importante del mundo, después de la Virgen de Guadalupe en México y Fátima en Portugal.

¿De qué proyecto te sientes especialmente orgullosa?

La sala de Terapia para el dolor del Hospital Universitario Pediátrico de Barquisimeto en Venezuela. Con muy pocos recursos logramos crear un espacio donde los niños quemados pudieran relajarse y tranquilizarse antes de sedarlos para hacerles las curas.

¿Qué cualidades se requieren para ser un buen decorador?

Formación, intuición y saber escuchar para poder interpretar las necesidades del cliente.

¿Cuáles son los beneficios de contratar a una decoradora?

Mi trabajo consiste en el asesoramiento, la coordinación y la supervisión de todos los trabajos realizados por profesionales altamente cualificados (electricidad, pintura, fontanería…) desde el inicio hasta la finalización de las obras y sin límite de visitas para conseguir la completa satisfacción del cliente.

Algunas personas temen que las casas o espacios decorados por un profesional sean impersonales. ¿Cómo se evita eso?

Es verdad que muchas personas tienden a pensar esto, pero en realidad yo nunca me he encontrado en esa situación. Para mí cada cliente es único y cada espacio es especial. Eso me permite siempre adaptarme a sus necesidades.

Un café con Maria Adela

¿Cómo definirías tu estilo?

Ecléctico. Me gusta mezclar estilos, dar una segunda vida a las cosas y adaptar de manera armoniosa en el nuevo espacio aquello que el cliente desea conservar.

¿Quién o qué te inspira?

Todo me inspira:  la naturaleza, los viajes, las exposiciones de arte…  Trato de asistir siempre que puedo a las ferias de decoración Maison et Objets de París y Casa Decor e Intergifts en Madrid.
Siempre me han apasionado y motivado los colores, y el haber vivido 24 años en Venezuela ha influido en la utilización que hago del color en mi trabajo.

¿Cuáles son tus herramientas de trabajo imprescindibles?

La cámara de mi teléfono cuando estoy en la calle y mi ordenador y mis lapiceros de colores cuando estoy en mi estudio, porque el toque final de cada proyecto me gusta hacerlo siempre a mano.

¿Quiénes son tus clientes?

Mis clientes son tanto personas particulares que desean reformar su residencia, como empresas u organismos que solicitan la renovación de espacios destinados al comercio, oficinas, hoteles, restaurantes, etc…

¿Cuál es la primera pregunta que le haces a un potencial cliente?

Cuando se trata de redecorar un espacio le pido que haga una selección de los muebles y objetos que desea conservar, y a partir de ahí busco lo necesario para crear el espacio soñado.

En el caso de la renovación hay que estudiar el espacio y conocer a las personas que van a habitar en él, sus gustos, sus preferencias y sobre todo sus límites, tanto en materia de colores como de estilo, y cómo no, el presupuesto.

¿Qué proyectos has realizado ya en Bruselas?

Por un lado, la renovación completa de la sede de L’Accueil Française de Bruxelles, un hermoso edificio Art Deco de 4 plantas.

Por otra parte, hemos realizado un trabajo de decoración en la clínica odontológica de Maria Orellana, SmilesbyMaria. En ese espacio hemos integrado obras de algunos de los artistas que represento, y hemos creado una sala destinada a consultorio de psicología infantil y juvenil, así como un amplio espacio donde esta catedrática imparte formaciones de Invisalign.

¿Qué proyecto te gustaría realizar en esta ciudad?

Me encantaría hacer la renovación de un boutique-hotel.

¿Trabajas y te desplazas a otros países?

Sí, el año pasado viajé una vez al mes a España para realizar dos proyectos en Segovia. Por un lado me encargué de la decoración del Palacio de la Floresta , un edificio del siglo XVI reconvertido en Hotel .
En esta misma ciudad me ocupé de la transformación de un apartamento de 220 metros en una pequeña residencia estudiantil de 6 dormitorios con baño integrado y sistema de aerotermia.

Cuento con un sólido equipo de trabajo en España y otro aquí en Bélgica que me permite moverme también a Francia y a otros países limítrofes.

¿Hacia dónde evoluciona la decoración?

Hacia el minimalismo.

¿Cuáles son las tendencias actuales en materia de decoración?

El buen uso de los recursos naturales, la utilización de materiales reciclados y la sostenibilidad buscando que todo sea lo más ecológico posible.

¿Por qué dirías que Bruselas es una ciudad TOP?

Porque me sentí bien desde el mismo día que llegué.

¿Te animarías a compartir tus direcciones favoritas de Bruselas?

Por supuesto

Un museo: el Museo real de Africa Central de Tervuren.

Un lugar que te inspire: la Avenue Molière, es preciosa en todas las épocas del año.

Un parque donde ir a pasear: el Bois de la Cambre.

Un restaurante donde comer un plato típico: la Brasserie de la Patinoire.

Un café: Kamilou.

Un sitio para merendar: Le Chalet Robinson.

Un bar donde tomar una copa: Arthur Orlans.

Las mejores vistas de Bruselas: las del Mont des Arts.

Un lugar para hacerse una foto: la Grand Place.

Moldurama
Tfno: 0477 84 16 11
www.moldurama.com

DEJA UN COMENTARIO

Por favor introduzca su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí