Casa Solvay, el nuevo museo imprescindible de Bruselas

Inscrita en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, la Casa Solvay, obra maestra de la arquitectura de Victor Horta, abre sus puertas al público como museo, viniendo así a enriquecer el atractivo cultural y turístico de Bruselas como capital del Art Nouveau.

HISTORIA

El Hotel Solvay fue construido por Victor Horta entre 1894 y 1903 por encargo del rico industrial Armand Solvay y su mujer, Fanny Hunter. Horta, que contó con un presupuesto ilimitado para la construcción de la que sería residencia privada de la familia Solvay, tuvo la posibilidad de incorporar a la vivienda todas las innovaciones arquitectónicas de la época, como el uso de la luz, la calefacción, e incluso la utilización del acero tanto para la estructura como para la estética de la casa.

En 1957  la familia Wittamer salvó esta joya de la arquitectura modernista de la demolición adquiriendo la vivienda y convirtiéndola en una casa de alta costura. Desde entonces, tres generaciones de esta familia se han hecho cargo de su mantenimiento y conservación, siendo en la actualidad uno de los edificios mejor preservados de Horta.

Casa Solvay

CARACTERÍSTICAS

El magnífico edificio de cuatro plantas se encuentra situado en una de las avenidas más prestigiosas de Bruselas, la Avenue Louise.

La fachada exterior, de 15 metros de anchura, se caracteriza por su gran sobriedad, y contiene todos los elementos decorativos favoritos del arquitecto: el vidrio, el hierro y la piedra natural. En ella se pone de manifiesto la maestría con la que Horta era capaz de fusionar estos materiales.

La austeridad del exterior contrasta con la riqueza del interior, donde predomina el uso de las líneas curvas que dejan la estructura a la vista, y el empleo de una profusa decoración modernista.

El interior está presidido por una preciosa escalera que conduce desde la planta baja, donde se situaban las cocinas, los establos o incluso la sala de fumadores, a la parte noble de la vivienda, donde se encontraban los espacios de recepción (los salones en la fachada delantera y el comedor en la trasera).

La escalera está recubierta por una impresionante vidriera que evita la pérdida de aire caliente en invierno. Debajo de esta se encuentra una segunda escalera por la que se accede a los pisos superiores, donde se hallan las habitaciones y las salas de baño.

En la planta principal, los espacios no se encuentran distribuidos en torno a un pasillo, pues Horta se caracterizaba precisamente por prescindir de ellos. Aquí los espacios están separados por mamparas esmaltadas que permiten modularlos e incluso crear un gran espacio diáfano en casi toda la superficie.

Las mamparas y las vidrieras son esenciales en la concepción arquitectónica del Hotel Solvay, donde haciendo uso de estructuras metálicas y materiales poco convencionales, Horta logró convertir la casa en una vivienda inteligente que respondía a todas las necesidades de sus habitantes.

Casa Solvay

DE VIVIENDA PARTICULAR A MUSEO

La Casa Solvay está inscrita junto al Museo Horta, la Casa Tassel y la Casa Ven Eetvelde en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde el año 2000. Sin embargo, solamente era accesible al público con motivo del Festival BANAD, ARTONOV o con visitas guiadas.

A partir de ahora la Casa Solvay es un museo, y se podrá ser visitar los jueves y sábados previa reserva.

Es Top por ser una obra maestra del art nouveau
Es ideal para visitar en familia
No te pierdas la escalera principal, las vidrieras y las mamparas

Hotel Solvay
Avenue Louise 224, 1050 Bruselas
Tfno: 02 640 56 45
www.hotelsolvay.be

 

Suscríbete a la newsletter más TOP de la ciudad y descarga tu ruta Bruselas Centro en 24h

Sí, quiero suscribirme

2 Comentarios

Deja un comentario

5 × cuatro =