Un café con Clara Infante

Nos tomamos un café con Clara Infante, una ginecóloga española residente en Bruselas que desde niña soñaba con convertirse un día en médico, y terminaría dedicándose a la especialidad más especial de todas.

¿Quién es Clara Infante?

Soy médico, licenciada por la Universidad Complutense de Madrid. Me especialicé en el ámbito que siempre deseé, Obstetricia y Ginecología, en el Hospital 12 de Octubre de la capital española. Durante la especialidad residí algunas temporadas en Bélgica, donde realicé varios períodos de prácticas en Hospitales muy punteros de Bruselas, como el UZ Leuven, el UZ Brussels, Cliniques Universitaires Saint Luc y el Hospital Erasme.

¿Qué razones te trajeron a Bruselas?

Aunque suene un tópico decirlo, llegué a Bruselas en 2017 por mi marido, que trabajaba aquı.́ Al principio me resultó muy duro el cambio: trabajar en otro idioma y en un país con otras costumbres supuso un gran reto para mí, pero una vez superado, puedo decir que estoy muy contenta de vivir en esta ciudad y encantada de poder ejercer aquí mi profesión, donde acabo de abrir mi propio gabinete.

¿A qué te dedicas?

Un 60% de mi actividad diaria la dedico a la obstetricia, que es el seguimiento de embarazos de bajo y alto riesgo, incluyendo las ecografías y las salas de partos.

El resto del tiempo lo dedico a la prevención, seguimiento y tratamiento de patologías ginecológicas benignas, como son los miomas y las displasias uterinas , y a la realización de ecografías ginecológicas.

¿Dónde pasas consulta?

El seguimiento de los embarazos lo realizo en la clinique Babynova de Ixelles, porque allí es donde se encuentra el aparato especializado de alta gama para hacer las ecografías obstétricas. Los partos los realizo en el Hôpital d’ Ixelles Iris Sud y en el Hôpital Erasme.

Paso consulta ginecológica general en mi gabinete situado en Avenue Eugène Plasky 165, en la Polyclinique Du Lothier y en el Hôpital Erasme. Allí también tengo una consulta de planificación familiar.

Trabajar en un hospital universitario es fundamental para mı́, por un lado porque me permite estar al día en diversos temas que quizás al ejercer solo en una consulta no conocería, y por otro lado, porque enseñar a otras personas (estudiantes y futuros ginecólogos) en la práctica diaria, me motiva a ser mejor cada día .

¿Por qué decidiste dedicarte a la medicina?

Desde pequeña no me imaginaba hacer otra cosa. No sé qué otra profesión hubiera podido ejercer de no haber sido médico.  Quería conocer el porqué de las enfermedades, por qué enferma la gente y cómo tratarla. El hecho de ayudar a los demás, sobre todo en momentos difíciles y de sufrimiento, ya no solo curando, sino también acompañando, me reconforta profesional y personalmente.

La medicina es un campo en continua evolución; lo que estudié hace años ya ha cambiado o se sabe mucho más. No me gusta estancarme en nada, sino progresar y seguir estudiando en los avances, sobre todo de mi campo, y mi profesión me permite estar formándome continuamente.

Y ¿por qué elegiste la especialidad de Ginecología?

Desde mi punto de vista la ginecología es la especialidad más especial de todas, y una de las más amplias.

Durante el cuarto año de carrera estudié la asignatura de ginecología y me encantó, por lo que decidí hacer esta especialidad. Se trata de una especialidad es muy amplia, y dentro de ella cabe distinguir la obstetricia, que comprende el seguimiento de los embarazos y la asistencia de los partos, y la ginecología, donde se realiza la prevención, el diagnóstico, el seguimiento y curación de todas las enfermedades del aparato genital femenino y de la mama desde la niñez hasta la senectud, así como el tratamiento de la pareja estéril.

Un café con Clara Infante

¿Qué parte de la ginecología es la que más te gusta?

Lo que más me gusta es la obstetricia, toda la parte relacionada con el embarazo y la vida fetal. En España tuve la suerte de contar con muy buenos maestros donde me formé, y aquı́ en Bélgica he tenido la posibilidad de aprender mucho también.

Poder acompañar a la mujer en un proceso tan importante como el embarazo, que le va a marcar toda su vida, es algo muy bonito.

¿Dónde empezaste a ejercer como ginecóloga?

Empecé a ejercer en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, y luego ya me trasladé a Bélgica. Aquí comencé ejercitando la ginecología en Saint Luc cuando llegué en 2017, y luego en Erasme.

¿Qué es lo que más te atrae de tu profesión?

Una de mis mayores satisfacciones es poder ayudar y acompañar a las mujeres y los futuros padres en el momento del parto, quizás el más importante de sus vidas, con respeto y cariño. Escuchar por primera vez el latido del corazón o ver la cara tras el parto son momentos que a pesar de los años, me siguen emocionando.

¿Cuál es el perfil de tus pacientes?

Tengo pacientes de todas las edades, desde los 14 años hasta 80, pero la mayoría suelen rondar entre los 18 y los 65 años.

¿Por qué crees que la mayoría de las mujeres prefieren que su ginecólogo sea mujer?

Antiguamente las mujeres no tenían otra opción porque eran solamente los hombres los que estudiaban medicina, y la ginecología era un mundo de hombres.

Entre las nuevas generaciones hay más mujeres que hombres que ejercen la ginecología. Las mujeres prefieren contar sus cosas íntimas a mujeres y se sienten mejor comprendidas por ellas. No solamente se genera una mayor empatía durante el embarazo, sino en relación a cualquier otro problema de los que se ven en las consultas a diario.

Es una pregunta que inquieta mucho a los padres y una buena educación sexual en la adolescencia es primordial para saber cuándo es recomendable acudir al ginecólogo. En principio, una chica con reglas normales, sin infecciones de repetición ni ningún otro problema por el que consultar antes, debería acudir al ginecólogo cuando haya comenzado o prevea comenzar a tener relaciones.

¿Cómo ha evolucionado el campo de la ginecología estos últimos años?

La ginecología va evolucionando muy rápidamente a medida que avanza tanto la calidad de los aparatos diagnósticos (ecógrafos cada vez más precisos) como las técnicas de biología molecular para la detección, por ejemplo, de anomalías genéticas, y la inmunología, que podría explicar las causas de la esterilidad y cómo tratarlas.

Los ecógrafos de última generación han supuesto importantes avances, como por ejemplo que se pueda ver la cara de un bebé en 4D , algo que cuesta imaginar a la gente mayor. A título personal recuerdo la cara de mi suegro de 88 años cuando vio en directo una eco 4D de mi hijo, pensaba que era una película!

¿Por qué dirías que Bruselas es una ciudad TOP?

Es una ciudad cosmopolita, donde nadie se siente extranjero porque todo el mundo tiene una historia parecida detrás. Es una ciudad pequeña, pero a su vez aporta cultura, diversión y bienestar.

¿Te animarías a compartir tus direcciones favoritas de Bruselas?

Por supuesto.

Un lugar para pasar una tarde con niños: el parque Jadot y el parque Leopoldo.

Una juguetería: Oliwood Toys.

Un parque donde ir a pasear: el Bois de la Cambre.

Un restaurante donde comer un plato típico belga: la Cave du Roi o Le Volle Gas.

Un café : Paul en la Rue Froissart.

Un sitio para tomar una copa : Grand Central en verano.

Las mejores vistas de Bruselas se tienen desde: Mont des Arts o el arco del parque del Cincuentenario.

Un lugar para hacerse una foto : la Grand Place en Navidad o en primavera.

Dr. Clara Infante Cárdenas
Ginecología y Obstetricia
Avenue Eugène Plasky 165, 1030 Schaerbeek
Tfno: 02 734 29 90
clarainfanteginecologa@gmail.com

Suscríbete a la newsletter más TOP de la ciudad y descarga tu ruta Bruselas Centro en 24h

Sí, quiero suscribirme

Deja un comentario

5 − tres =