La Petite Parisienne es la primera pastelería-salón de té con certificado ecológico de Bruselas. Abrió sus puertas hace poco más de un mes en la Place Maurice Van Meenen de Saint Gilles, y todos los productos elaborados en ella están sometidos a rigurosos controles de calidad. El obrador está situado al fondo del local pero a la vista del público, por lo que cualquier cliente puede ver cómo trabajan.

La Petite Parisienne

LA HISTORIA

La Petite Parisienne es un bonito proyecto con el que Katia, de origen parisino pero bruselense de adopción, ha visto realizado un sueño que acariciaba desde que era una niña. En su casa siempre habían sido aficionados a la repostería, y siempre que  se preparaba algún dulce estaba presente el nombre del bisabuelo Ambroise, conocido por hacer fabulosas tartas y pasteles que decoraba con gran esmero. Tras dedicarse durante años a la comunicación, Katia decidió en 2014 inscribirse en la escuela de hostelería Ferrandi en París para seguir la formación de maestro pastelero.

Al concluir su formación decide trasladarse a vivir a Bruselas con su familia buscando una mayor calidad de vida. Fue precisamente aquí donde empieza a dedicarse profesionalmente a elaborar una pastelería de calidad pero baja en grasas y en azúcares. Comenzó vendiendo sus pasteles en efarmz y después se encargaría de la repostería de los restaurantes Les Filles, para finalmente abrir su propio establecimiento en Saint Gilles.

La Petite Parisienne

LA CARTA

Del horno de La Petite Parisienne salen a diario pasteles, magdalenas, scones, tartaletas de frutas, pastas de mantequilla y muchas otras delicias. A Katia le encanta variar con frecuencia las recetas, y encuentra su inspiración en sus numerosos libros de repostería clásica francesa y en las del famoso cocinero Ottolenghi.

Al mediodía, además de quiches, cheesecakes saladas o pissaladières acompañadas de ensalada, sirven bocadillos hechos con el pan de Hopla Geiss y ensaladas de Pack’N Joy.

Para acompañarlo, junto a los tradicionales tés o los deliciosos cafés procedentes de la Maison Corica, hacen té frío, limonada casera y una refrescante y deliciosa bebida gaseosa llamada Kombucha. Para mí que nunca la había probado, fue un auténtico descubrimiento. Katia me contó que se elabora con un champiñón chino muy especial y que hacen falta varios días de fermentación para poder tomarla.

Los fines de semana hacen dos tipos diferentes de tartas para llevar. Estas son una excelente opción cuando te invitan a cenar y quieres sorprender llevando un postre rico y bajo en calorías.

El establecimiento cuenta con un mostrador donde están expuestas las tartas y pasteles. Asimismo dispone de un salón de té acogedor y luminoso que invita a sentarse a disfrutar de un buen café acompañado de cualquiera de sus dulces.

Si hablas español no dudes en preguntar por Santiago; además de ocuparse de la elaboración de suculentas tartas y pasteles, es tan amable y te atenderá tan bien que no tardarás en querer regresar.

Es TOP por la calidad de sus productos y su agradable ambiente
Es ideal para hacer una comida ligera o ir a merendar
No te pierdas la tarta rústica, las magdalenas o cualquiera de sus pasteles

La Petite Parisienne
Place Maurice Van Meenen 5, 1060 Saint Gilles
Tfno: 02 687 88 81
www.lapetiteparisienne.be

Suscríbete a la newsletter más TOP de la ciudad y descarga tu ruta Bruselas Centro en 24h

DEJA UN COMENTARIO

Por favor introduzca su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.