Un café con David Sánchez

Nos tomamos un café con David Sánchez, diseñador gráfico y web residente en la capital europea. Tras vivir en varios países, este joven emprendedor se instaló hace un par de años en Bruselas, y desde aquí ejerce un trabajo artístico y creativo que le permite prestar servicios que ayudan a generar ingresos a clientes de 7 países.

¿Quién eres y qué te trajo a Bruselas?

Me llamo David Sánchez y soy español. Llegué a Bruselas en 2019 por el trabajo de mi esposa en las instituciones europeas.

¿A qué te dedicas?

Me dedico al diseño gráfico y web, y estoy especializado en dar servicio a PYMES con negocios B2B. Los servicios que ofrezco son: creación de identidad visual, diseño gráfico digital e impresión y diseño web. Adicionalmente, ofrezco servicios de compra y gestión de dominio y hosting para las webs que diseño.

También me encargo de efectuar la migración de mail y de web de un hosting a otro para los clientes que solicitan el restyling de su web e identidad visual. Esto  les simplifica mucho el proceso al tener un solo interlocutor para gestionar las diferentes necesidades que requiere la prestación de este tipo de servicio.

¿Cuándo comenzaste a hacer diseño gráfico?

Tras dedicar 11 años de mi vida a las artes escénicas como intérprete, gestor cultural y director musical, en 2016 decidí dar un giro a mi carrera profesional.  Quería dedicarme a una actividad que me permitiese trabajar desde casa ofreciendo servicios por internet sin depender del mercado local. Fue entonces cuando realicé un master profesional en comunicación digital. En él aprendí todo sobre diseño gráfico y diseño web, HTML, CSS, PHP, JavaScript, y toda la Suite de Adobe, como Photoshop, Illustrator, InDesign. Esta formación me permitió no solamente adquirir las competencias para convertirme en diseñador gráfico y web, sino también las relativas a la gestión de proyectos.

¿Cómo surgió tu interés por el diseño gráfico?

Siempre me interesaron las disciplinas artísticas y veía el diseño gráfico con admiración y misterio porque no sabía cómo se lograba hacer una identidad visual. Al plantearme cambiar de carrera profesional, pensé que esta profesión sería la mejor forma de canalizar mi vena artística, porque me permitiría seguir haciendo algo estético y creativo que aportaría valor a mis clientes.

¿Qué te llevó a querer dedicarte a este mundo?

En 2016, después de llevar 3 años viviendo en Luxemburgo, pensé que había llegado el momento de asentarme profesionalmente. Estaba casado y quería ser un padre presente para mi hijo. Por esa razón decidí dar un giro a mi carrera para dedicarme a una profesión que me permitiera conciliar mi vida profesional y familiar. En la actualidad, mi actividad profesional me permite trabajar desde casa para clientes de 7 países y llevar todos los días a mi hijo al colegio en bicicleta.

Dentro del diseño gráfico, ¿tienes un área preferida de trabajo?

Sí. Curiosamente fue mi primer encargo y es además la que más me solicitan. Se trata del restyling de identidad visual y web. La verdad es que tiene mucha lógica porque el 95% de mis clientes son PYMEs que ya están en el mercado. Lo que buscan estas empresas es actualizar su identidad visual y/o su web que se ha quedado anticuada, bien porque está desactualizada o porque ha cambiado su modelo de negocio o su cliente tipo.

Hacer el restyling de una identidad visual o web ya existente es un trabajo realmente apasionante y delicado. Existe un lazo emocional importante del cliente con la identidad visual de y la página web, y eso hay que tratarlo con mucho mimo y cuidado para conseguir proponerle algo que le entusiasme más que lo que ha tenido hasta ahora. Eso es una responsabilidad muy grande, pero también muy satisfactorio cuando ves la cara de felicidad de tu cliente y te das cuenta de que tu propuesta ha cumplido o incluso supera las expectativas que tenía.

¿Cómo definirías tus diseños? ¿Hay algún estilo o forma de trabajo que te caracterice?

Respecto a la identidad visual mi estilo es minimalista, claro, y capaz de perdurar en el tiempo. Para ello uso tipografías que no estén de moda en el momento de la creación, porque eso puede quedar fresco y moderno un año o dos, pero luego no. Asimismo, es importante que el texto del propio logo pueda leerse correctamente. Siempre que puedo utilizo un solo concepto en los isotipos para que sea claro, y cuando no es posible utilizo dos, pero nunca más de dos.

En cuanto a los diseños web y maquetación de papelería, uso los espacios vacíos como un elemento más del diseño. Creo que los diseños necesitan aire, necesitan poder respirar, precisan un espacio para jerarquizar el contenido que permita al usuario centrarse en lo importante.

¿De dónde obtienes tus ideas? ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?

Sigo cuentas de grandes colegas de profesión tanto en Instagram, Behance y LinkedIn, porque pienso que se aprende de todos, no solo de las grandes estrellas. Cuando veo un diseño interesante, o cómo se ha planteado una idea que a mí no se me hubiera ocurrido, me gusta y me inspira, porque me permite aprender de otros compañeros, y eso es enriquecedor. De ahí tomo ideas que llevo a mi terreno y las aplico cuando encajan con las necesidades de mi cliente y el público al que este se dirige.

Como diseñador, es muy importante para mí además de tener una base de estilo propio, un abanico de registros que me permitan adaptarme a las necesidades de mis clientes y los clientes o usuarios de estos. Como diseñador debo tener esa flexibilidad y sensibilidad para con mis clientes.

¿Cuál es la principal función del diseño?

Trasmitir una idea clara. En el caso de la identidad visual es preciso que sea reconocible, única, que resuma los valores de la empresa y que genere confianza para los clientes.
En el caso del diseño web o de la maquetación en papel (como catálogos, rollerups, folletos…) es fundamental tener en el centro de la acción al usuario. Si le muestras un diseño web que sea de fácil manejo, con una buena jerarquía de contenido, en un lenguaje equilibrado y con una distribución lógica, ese usuario será un lead que luego se convertirá en un cliente.

¿Qué requisitos se necesitan para ser un buen diseñador gráfico?

Es un conjunto de varias cosas. Por un lado la capacidad analítica para saber qué necesita tu cliente y qué requieren los clientes de este.
Tienes que diseñar pensando por un lado en los valores y necesidades de tu cliente, pero tiene que ser atractivo, cómodo e interesante para sus usuarios, pues de lo contrario no va a funcionar. Por eso, conceptos como “user friendly” o “experiencia de usuario” son centrales en mi oficio.

Por otro lado, es necesario tener una capacidad de síntesis importante. Una vez conozcas las necesidades de tu cliente y de los clientes de este, hay que saber resumirlas en una imagen, en un logo, en un isotipo, y que además funcione.
Por eso, más allá de tener habilidades con el dibujo, hay que ser sensible a las necesidades del cliente y generar confianza para que comprenda que tu trabajo le aportará valor a su marca.

En tu opinión, ¿cuál es el secreto para que un buen diseño perdure en el tiempo?

Si hablamos de identidad visual que sea reconocible, único, que no tenga elementos de moda pasajeros, y que funcione en versión en negativo, es decir en blanco o en negro.
Si nos referimos a la maquetación en papel o web, que el usuario se sitúe en el centro de la acción, con un contenido claro y directo.

¿Hay algún diseñador gráfico que sea un referente para ti?

La verdad que tengo muchos, pero de los grandes diseñadores gráficos de España son referencia para mí: José María Cruz Novillo, diseñador del logo de la Policía nacional, Comunidad de Madrid, Renfe. También Alberto Corazón, que diseñó logos como el de la Once, Teatro de la Zarzuela o Anaya.

También eres diseñador de páginas web. ¿Quiénes son tus clientes?
Efectivamente, hago diseño de páginas web además de diseño gráfico. Mis clientes son PYMEs que se dedican a negocios B2B. Es donde realmente me encuentro más cómodo, ya que la conversación es de igual a igual, de emprendedor a emprendedor.  Eso es algo que valoran mucho mis clientes, porque al vivir la misma realidad que ellos, entiendo sus necesidades.

¿Qué debe tener una página web para retener al lector y quiera seguir navegando?

Es la combinación de un gran contenido con una buena estructura.
El diseño web es fundamental para que el usuario se encuentre cómodo, que se sienta el centro de atención, pero también lo es el copywriting, el texto que debe captar la atención del usuario para que este quiera seguir navegando.
Obviamente, hay puntos técnicos clave como son un menú claro, conciso, bien estructurado y lo más reducido posible. La web debe ser visualmente atractiva y permitir al usuario que navegue por ella que siempre encuentre un botón para seguir interactuando sin salirse de la página.

¿Qué opinas de esas plataformas tan fáciles de usar y tan de moda para diseñar páginas web sin conocimientos previos?

Para nivel de usuario, si quieres hacer un blog personal puede funcionarte. El problema es querer usar herramientas no profesionales para un negocio, pues en la mayoría de esas plataformas la propiedad del dominio, del hosting e incluso propio contenido, no te pertenece.
Si tienes un negocio, necesitas tener la propiedad, responsabilidad y control de tu nombre de dominio, hosting y contenido. Para ello es necesario tener una web hecha por un profesional.
Esa es la razón por la que además de ofrecer a mis clientes diseño gráfico y web, incluyo la compra y gestión del dominio y del hosting, así como de servicios de copywriting cuando lo requieren.

¿Qué caracteriza a tus diseños web? ¿Tienen alguna estética particular?

Cada cliente es un mundo y cada web que hago es diferente, pero sí que mantengo elementos clave que son necesarios para la experiencia de usuario. El diseño puede ser todo lo atrevido que queramos pero si el usuario se pierde, no funciona. Por eso, el menú tiene que ser claro y conciso con un footer muy sencillo. Si de verdad la información es importante, o está en la home, o en una página, o directamente en el menú.

Por eso recomiendo usar las 5W del periodismo why, how, what, who, where and when, pero adaptándolas a las necesidades de cada cliente. Eso es interesante para el usuario, porque se explica rápidamente de qué va el negocio, y luego en cada sección se tiene la posibilidad de ampliar la información en las páginas que encontrará en el menú.

¿Prefieres la originalidad o la funcionalidad para tus diseños?

Pienso que ambos conceptos no son antagónicos, y que tienen que coexistir siempre que se haga un diseño gráfico o web. Sin embargo, la originalidad, el diseño por el diseño, no debe prevalecer sobre la funcionalidad. Para mis clientes, que son PYMES con negocios B2B, es clave que su mensaje llegue claro, que el usuario se quede en la web y que les contacten.

¿Crees que en la actualidad se puede prescindir de la tecnología en el diseño?

No, y esto irá cada vez a más. Hace 5 años nos recomendaban diseñar primero en papel y luego escanearlo, y ahora directamente bocetamos en el ordenador. La globalización, el proceso de digitalización de las empresas y la pandemia actual propician que la comunicación se realice cada vez más por internet. De hecho, tengo colaboradores con los que trabajo desde hace 4 años que jamás he visto en persona, y tengo clientes en 7 países que tampoco conozco personalmente. Esto es un ejemplo claro de la digitalización de la comunicación y de los procesos de trabajo.

¿Hacia dónde se dirige el diseño de páginas web?

A situar al usuario en el centro de la creación de la web. Hace 4 años todavía se colocaba al usuario como un comprador al que se quería dirigir en la web hacia la venta con ejemplos como “compra ahora” o los tan incómodos popups y publicidad. Ahora el usuario ha pasado a ser el centro de la acción. Si el contenido es de calidad, relevante y está bien estructurado, se quedará.

¿Por qué Bruselas es una ciudad TOP?

En mi caso personal porque está a mitad de camino de España y Croacia, pero también porque ofrece unas posibilidades laborales muy interesantes tanto para mi esposa como para mí, y una formación para mi hijo acorde a los valores de nuestra familia.

¿Te animarías a compartir tus direcciones favoritas de Bruselas?

¡Sí, claro!

Un lugar para pasar una tarde con niños: el castillo de la Hulpe

Una juguetería: Woodee

Un parque donde ir a pasear: el Parque de Roodebeek

Un restaurante donde comer un plato típico belga: Vincent

Un museo donde encontrar inspiración para tu trabajo: el Museo de Instrumentos Musicales.

Un café: Corica.

Un sitio para tomar una copa: Chez Felix.

Las mejores vistas de Bruselas se tienen desde: el jardín du Mont des Arts.

Un lugar para hacerse una foto: la Plaza de España de Bruselas, con las estatuas del Quijote y del compositor Bela Bartok.
 
David Sánchez
Diseñador gráfico y web
info@atelierdavidsanchez.com
www.atelierdavidsanchez.com

Suscríbete a la newsletter más TOP de la ciudad y descarga tu ruta Bruselas Centro en 24h

Sí, quiero suscribirme

Deja una respuesta