El restaurante La Buvette celebrará el próximo otoño su décimo aniversario. Este restaurante, que viene siendo una referencia en materia de cocina de autor en la capital, es conocido por sus audaces y originales combinaciones de sabores y por proponer un menú único de gran calidad a un precio excepcional.

La Buvette

LA HISTORIA

Al frente del establecimiento se encuentra Nicolas Scheidt, un abogado de origen alsaciano reconvertido en chef, que tras formarse con Jamie Oliver en Londres y haber regentado el restaurante L’Office en París, llegó a Bruselas en 2010 con la intención de aportar su granito de arena al panorama gastronómico bruselense abriendo un restaurante en Saint Gilles.

La Buvette

EL CONCEPTO

Haciendo uso de ingredientes de temporada y de una gran creatividad, Nicolas y su equipo diseñan un menú único en dos versiones para cada época del año.
De martes a jueves se puede degustar el menú corto de 3 platos, y los viernes y sábados el menú largo compuesto por 5 platos. En ambos casos se puede optar por la versión vegetariana y añadir, si se desea, la selección de quesos de la semana.
Este menú evoluciona cada dos o tres semanas con la variación de alguno de sus platos.

La Buvette

EL MENU

Nosotros elegimos el menú largo y pedimos la tabla de quesos como complemento. De aperitivo nos sirvieron un pan focaccia casero con uvas pasas, unos ravioli de colinabo con ricota y sésamo negro, un carpaccio de batata con pipas de girasol y arándanos, y un hojaldre con champiñón.

El primer plato estaba compuesto por colinabo a la plancha, shiitake, melisa y salsa de alazán. De segundo tomamos un puré de berenjena ahumada, berenjenas en tempura sobre un queso fresco con cebollino y una deliciosa salsa de pimientos rojos un pelín picante que nos pareció sensacional.

Continuamos con un atún en dos texturas: a la plancha y marinado con pomelo, flor capuchina y una salsa de espino amarillo súper fresca que iba de maravilla con el pescado.

Seguimos con un pollo confitado al vino de madeira servido con alcachofa y salsa al estragón. La guarnición consistía en una ensalada de brotes tiernos y ruibarbo.

La selección de quesos venía acompañada de nuez verde confitada y del delicioso pan de la panadería ecológica Hopla Geiss, propiedad también de Nicolas Scheidt.

Para la elección de los vinos nos dejamos guiar por el sommelier y pedimos dos vinos blancos, riesling y chardonnay, ambos excelentes.

Terminamos la comida con un postre que llevaba fresas, pepino en almíbar, polenta caramelizada, merengue y helado de vainilla. La original mezcla de texturas y sabores nos encantó.

Las infusiones con las que concluimos la velada vinieron acompañadas de una nube dulce y un pastelito de chocolate negro.

EL LOCAL

Se trata de una antigua carnicería art decó transformada en un acogedor restaurante, en cuya planta baja se han conservado los ganchos de donde colgaron en su día deliciosas viandas, así como los azulejos y el antiguo mostrador.

El ambiente del local, informal y relajado pero con un toque chic, invita a pasar una velada agradable y disfrutar con tranquilidad de una comida excepcional.

Si cualquier excusa es buena para organizar una celebración alrededor de una buena mesa,  si se trata de una tan deliciosa como esta, razón de más.

Es TOP por su cocina refinada y creativa
Es ideal para una cena romántica
No te pierdas el menú largo con los quesos
 
La Buvette 
Chaussée d’Alsemberg 108, 1060 Bruselas
Tfno: 02 534 13 03
www.la-buvette.be

DEJA UN COMENTARIO

Por favor introduzca su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí