Wolf vista general

Wolf, el mercado gastronómico de Bruselas que abrió sus puertas hace apenas un mes, se ha convertido en este breve espacio de tiempo en el lugar de referencia para degustar una gran variedad de cocinas del mundo bajo un mismo techo.

EL CONCEPTO

Wolf reúne 16 restaurantes donde se pueden degustar especialidades de países como India, Tailandia, Grecia, Siria, Vietnam, Italia o Etiopía.

Los restaurantes se encuentran dispuestos alrededor del espacio principal, y cada uno de ellos cuenta con su propio mostrador, al que hay que dirigirse para encargar la comida, pues se trata de un concepto de“self service”. Una vez hecho el pedido, puedes esperar a que te la entreguen o puedes buscar una mesa y descargarte la aplicación para que te avisen cuando la comida esté lista para recogerla.

Las bebidas se piden en la barra del centro. Te aconsejo que pruebes la cerveza “Wolf”, fabricada en la microbrasería que se encuentra en un espacio situado en la parte trasera del mercado.

La selección de estos restaurantes se ha realizado atendiendo a criterios de calidad y con el deseo de satisfacer al público más amplio posible. Además de los platos tradicionales de la cocina de estos países, se pueden degustar las últimas tendencias gastronómicas como los Poké bowl, los rice paper rolls de Knees to Chin, o los gofres del célébre Yves Mattagne.

Wolf cuenta también con un supermercado de productos ecológicos vendidos a granel, una chocolatería, una pastelería y una microbrasería.

EL LOCAL

Emplazado en el antiguo edificio de la Caja de Ahorros CGER, en pleno centro de la ciudad, este amplio espacio de 3000m2 ha sido convertido en un original mercado de estilo ecléctico y súper instagramable.

Detrás de esta transformación está la mano del talentoso Lionel Jadot conocido interiorista que ha realizado proyectos tan exitosos como la rehabilitación del legendario Café Le Flora o del restaurante Le Pesage.

Gracias a una singular iluminación y al uso de materiales reciclados, se ha logrado crear un espacio acogedor pero lleno de dinamismo a la vez, que sirve de punto de encuentro para personas de todas las edades y nacionalidades.

Entre los objetos procedentes del reciclaje destacan algunos elementos de la antigua Caja de Ahorros utilizados para decorar los mostradores, y las pistas de una vieja bolera, que han servido para fabricar las mesas.

Visitar este mercado permite vivir una experiencia gastronómica única en Bruselas, ciudad cosmopolita por excelencia. Está abierto todos los días de la semana, siendo un lugar ideal para comer, cenar o tomar una copa.

Es TOP por la variedad y calidad de su oferta gastronómica
Es ideal para una comida o cena informal
No te pierdas las especialidades sirias de My Tannour

Wolf
Rue Fossé aux Loups 50, 1000 Bruselas
www.wolf.brussels

DEJA UN COMENTARIO

Por favor introduzca su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí