Actualizado el 22/06/20 – Publicado originamente el 21/06/19

El verano es una época ideal para visitar Bruselas, descubrir su patrimonio cultural y gastronómico, pasear por sus calles, sentarse en una de sus bonitas terrazas o relajarse en alguno de sus numerosos parques, jardines y reservas naturales.
Entre las numerosas propuestas destacamos estas 10 cosas que ver y hacer en Bruselas en verano:

1. PASAR UNA TARDE EN EL JARDÍN BOTANICO DE MEISE

El jardín botánico de Meise, situado apenas a 3km del Atomium, ocupa una superficie de 92 hectáreas y es uno de los más grandes de Europa. Es un paraíso para los amantes de las plantas, pues cuenta con  más de 18.000 especies de todo el planeta, y  de la naturaleza. La visita  a estos jardines se hace especialmente atractiva en verano gracias a las numerosas actividades de ocio y visitas guiadas temáticas.

Jardín Botánico de Meise
Nieuwelaan 38, 1860 Meise
www.jardinbotaniquedemeise.be

1à cosas que ver y hacer en Bruselas en verano

2. VER LA PUESTA DE SOL DESDE EL MONT DES ARTS

Desde la colina del Mont des Arts se contempla una de las vistas más bonitas del centro de Bruselas, especialmente al atardecer. Durante los meses de verano, las coloridas hamacas de Coucou Brussels invitan a los paseantes a hacer un alto en el camino para tomar algo y disfrutar del encanto del lugar. Una ocasión única para sentarse a ver la puesta de sol desde uno de los lugares más fotografiados de la ciudad.

Mont des Arts
www.coucou.brussels

1à cosas que ver y hacer en Bruselas en verano

3. DESCUBRIR EL MUSEO REAL DE AFRICA CENTRAL Y SUS JARDINES

Tras cinco años de reformas, el Museo Real de África Central reabrió sus puertas el pasado mes de diciembre. Este museo es conocido por la riqueza de sus colecciones, tiene carácter educativo y sirve para comprender mejor la historia de Bélgica. Su objetivo es presentar el continente africano del presente y del futuro, pero sin olvidar el pasado colonial. Está destinado a las familias y se encuentra en medio de un precioso parque de 205 hectáreas, que en su día fue el coto de caza de los Duques de Brabante. Tras visitar el museo, se puede hacer un picnic en el parque, dar un agradable paseo o recorrerlo en bicicleta.

Museo real de África Central
Leuvensteenweg 13, 3080 Tervuren
www.africamuseum.be

4. TOMAR UN DELICIOSO GOFRE

Este dulce belga de fama internacional es una de las especialidades que hay que probar cuando se viene a Bruselas. Las dos variedades principales son el gofre de Lieja o el de Bruselas, pero independientemente de cual sea la elección, merece la pena sucumbir a esta golosa tentación y sentarse en un café a tomar un gofre. En verano es aconsejable acompañarlo de helado y salsa de chocolate. Te aseguro que la experiencia será tan buena que querrás repetirla.

Descubre aquí dónde tomar los mejores gofres en Bruselas 

5. DAR UN PASEO EN BARCO POR EL CANAL

El Waterbus es un medio de tranporte público que permite descubrir una zona de la ciudad en plena expansión desde el canal del río Senne. Existen varios recorridos en función de los intereses que se tengan y del tiempo del que se disponga. Es una agradable forma de pasar una mañana o una tarde haciendo un recorrido de dos horas de duración si uno decide quedarse en Bruselas, pero también se puede aprovechar para pasar un fantástico día en el parque Drie Fonteinen, cercano a la localidad de Vilvoorde, y regresar por la tarde.
Consultar horarios

Quai de Beco (antiguo Sainctelette)
Avenue du port 6, al lado de KBC
www.waterbus.eu            

6. VISITAR AUTOWORLD

Ubicado dentro del bonito parque del Cincuentenario, el museo del automóvil alberga una de las colecciones de coches más importantes del mundo. Su visita permite hacer un recorrido por la historia del automóvil desde finales del S.XlX hasta nuestros días, subirse a un coche de carreras e incluso a un podio como los de las competiciones deportivas.

Autoworld
Parc du Cinquantenaire 11
www.autoworld.be

7. PASEAR POR EL MERCADO DE LAS PULGAS

Pasear por este mercadillo centenario y sus alrededores cualquier día de la semana permite descubrir costumbres locales, mezclarse con la población autóctona, comprar alguna ganga y sentir el pulso de la ciudad.

Mercado de las Pulgas
Place de Jeu de Balle
www.marcheauxpuces.be

8. HACER UNA RUTA DEL CÓMIC

Los murales de cómic forman parte integrante del paisaje urbano de Bruselas. Con más de 60 frescos diseminados entre el centro de la ciudad y el municipio de Laeken, hacer uno de esos recorridos permite conocer lugares de la ciudad poco frecuentados por turistas y descubrir multitud de rincones llenos de encanto.
Visit Brussels edita unos folletos titulados “Bruxelles, capitale de la Bande Déssinée” donde vienen explicados con todo detalle los murales más famosos y su localización para que cada uno pueda hacer el recorrido a su aire.

Existen varias rutas por diferentes zonas de la ciudad
www.visitbrussels.com
 

9. SUBIR AL ATOMIUM

El Atomium es el monumento más famoso de la ciudad y el símbolo de Bélgica. Se encuentra situado a las afueras de Bruselas, pero su visita merece la pena en cualquier época del año. A pesar de haber nacido con vocación temporal, 60 años después de su construcción sigue impresionando a todo el que lo contempla. En los meses de verano las vistas desde la esfera superior son impresionantes.

Atomium
Place de l’Atomium 1, 1000 Laeken
www.atomium.be

10. FINALIZAR EL DÍA EN UN ROOFTOP CON VISTAS

Tomar un cóctel escuchando música en vivo mientras se disfruta de unas vistas excepcionales es una de las mejores maneras de finalizar un día de verano en la capital europea.

Secret Rooftop by Warwick
Rue Duquesnoy 5, 1000 Bruselas
www.warwickhotels.com

 

2 COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor introduzca su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí