El Palacio Real es la residencia administrativa y lugar de trabajo del Rey de los belgas. Aquí es donde el Rey cumple sus funciones de jefe de Estado, y cuando está en el país, verás ondear en él la bandera de Bélgica.
Se encuentra situado en el centro de la capital, justo al sur del parque de Bruselas, pero no es la residencia de la familia real, ya que el Rey y su familia viven desde 1831 en el Castillo de Laeken, situado a las afueras de Bruselas. El Palacio Real simboliza junto al Palais de la Nation, sede del Parlamento Federal, la Monarquía Constitucional. En él se organizan reuniones de trabajo, mesas redondas, recepciones oficiales, conciertos, almuerzos,…

HISTORIA

El actual Palacio Real fue mandado construir por Guillermo I de los Países Bajos en 1815. Se creó gracias a la unificación de 4 hôtels particulièrs del S.XVIII: Walckiers, Bender, Belgiojoso y Bellevue. Las obras comenzaron en 1820 y finalizaron en 1829. Las alas laterales del edificio están flanqueadas en sus extremos por dos pabellones. El de la izquierda es el de la Lista Civil, y el  de la derecha alberga el Museo BELvue, consagrado a la historia de Bélgica y recientemente renovado.
El Palacio Real ha sufrido diversas reformas desde su construcción, siendo las más importantes las realizadas bajo el reinado de Leopoldo II. Para este  el Palacio Real no solamente era la residencia del Rey y su familia, sino que además debía representar a la nación. Por esta razón encargó a su arquitecto favorito Alphonse Balat (quien también se encargó de realizar los Invernaderos Reales de Laeken) la realización de las obras para transformar las alas derecha e izquierda del edificio, así como la habilitación de los apartamentos para huéspedes.
Durante el reinado de Alberto II y Paola también tuvieron lugar algunas renovaciones, siendo la más importante el revestimiento del techo del Salón de los Espejos, realizado por Jan Fabre.

Desde 1965, el Palacio abre sus puertas al público cada año desde el día siguiente a la Fiesta Nacional (salvo los lunes) hasta finales de agosto. Los visitantes tienen acceso a una quincena de salas entre las que se encuentran el magnífico Salón de los espejos, la Sala del Trono o el Salón de Goya.

A pesar de no ser tan suntuoso como otros Palacios Reales, su visita merece realmente la pena.

Apertura anual: del 23 de julio al 25 de agosto
Horario: de 10h30 a 17h (última entrada a las 15h45) de martes a domingo
Entrada gratuita
Es TOP por su importancia histórica y los valores que representa
Es ideal para visitar por lo menos una vez 
No te pierdas el Salón de los espejos
Palacio Real
Place des Palais, 1000 Bruselas
Tfno.: 02 551 20 20
www.monarchie.be
Suscríbete a la newsletter más TOP de la ciudad y descarga tu ruta Bruselas Centro en 24h